Sígueme por email

jueves, 19 de julio de 2012

Buscadores de hoteles: cómo sacarles el máximo provecho


Cuando estamos planificando nuestras vacaciones, una de las variables más importantes que tenemos que manejar es el alojamiento. Salvo los muy afortunados que tienen casa, apartamento o similar en su lugar de destino, o los también tocados por la diosa fortuna que tienen familiares o amigos donde quedarse,  todos tienen que lidiar con la búsqueda, selección, reservación y pago de hotel, apartamento,  o  alojamiento en general.

Llegados a este punto,  los más tradicionalistas irán a una agencia de viajes para que les asesore, los que confían en el boca a boca sondearán entre sus amistades que hayan viajado previamente a su destino para que les recomienden donde alojarse, y los amigos de las nuevas tecnologías, entre los que seguramente estás tú, irán directo a la red. Y allí comienza todo un mundo.

Hoy en día prácticamente todos los hoteles y cadenas de estos tienen su página web, pero ir de hotel  en hotel  desde un buscador general es imposible.  En este caso lo mejor que podemos hacer es utilizar un buscador de hoteles, que son sitios webs especializados que permiten buscar, seleccionar, reservar y en algunos casos pagar el alojamiento por adelantado. Algunos de ellos también ofrecen reservas de vuelos,  vehículos de alquiler y servicios similares, y otros inclusive son verdaderos buscadores de buscadores, es decir acceden a otros buscadores y  consolidan los resultados de todos los demás en un solo juego de resultados. En el primer caso podemos mencionar a Booking, en el segundo a eDreams y en el tercero a Trivago.

 

Consejos útiles

Para finalmente seleccionar la opción más conveniente vale la pena tomar en cuenta algunos puntos:

• Filtros que ofrece la página: destinos, tipo de hotel, distancia de puntos de interés.


• Maneras de ordenar los resultados: precio, selección del buscador, opiniones de los usuarios.


• Información mostrada por cada hotel: ubicación, mapa de la zona, coordenadas para GPS,  instalaciones del hotel, descripción de los alrededores, equipamiento de las habitaciones y si incluyen o no desayuno y/o otras comidas, y si ofrecen servicio de traslado al aeropuerto.


• Modalidades de reserva: sin ningún tipo de cargo al reservar,   con cargos reversibles si cancelamos antes de cierta fecha,  con cargo total al momento de reservar sin posibilidad de cancelación. Aquí es importante tomar en cuenta que por lo general los mejores precios se consiguen pagando la totalidad al momento de reservar, mientras que si reservamos y no hemos pagado nada tenemos más flexibilidad. También que algunas webs, u hoteles concretos encontrados en ellas,  pueden hablar de cancelación gratuita, pero que al momento de reservar te hacen un cargo a la tarjeta de crédito, el cual revierten si cancelas la reservación antes de la fecha límite.


• Uso inteligente del buscador y las opciones que nos ofrece: indudablemente cuanto antes hagamos una reserva de hotel tendremos más opciones y posiblemente encontremos mejores precios, así que si lo podemos hacer con antelación es lo ideal.  Otra cosa que podemos hacer y que nos puede ayudar a encontrar gangas es que si nuestro viaje es un fin de semana o lo incluye, mirar en hoteles ubicados cerca de zonas de oficinas o sedes de empresas, los cuales por lo general al estar desocupados sábado y domingo suelen rebajar bastante los precios.  Igualmente estudiar detenidamente los mapas que nos ofrece el buscador: a lo mejor nos topamos con un hotel  que está bien de precio, no tan céntrico pero con una estación de metro al lado que en máximo 30 minutos nos permite estar en los sitios a los que queremos ir; o si el transporte en el sitio al que vamos es complicado nos conviene alojarnos  cerca de las atracciones.  Finalmente, leer las opiniones de los usuarios y considerarlas con criterio: por lo general suelen reflejar la realidad, pero si te encuentras con muy pocas opiniones y todas hablan maravillas  del hotel,  sospecha, tal vez las “opiniones” sean  en realidad de amigos y/o empleados

8 comentarios:

  1. Lo mejor para reservar un hotel es investigar lo que buscamos y luego llamar directamente al establecimiento. Es la mejor forma de lograr las mejores tarifas. De paso, evitamos que el dinero se lo lleven multinacionales y con suerte lograremos que los márgenes que ellas se llevarían nos lo dieran de descuento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa sería una buena estrategia, verificar la información en la fuente primaria. Saludos y gracias por participar

      Eliminar
  2. Hola, yo también quería añadir a este interesante artículo que ofrece datos importantes, una fuente más, realmente útil. El comparador de hoteles Fogg te permite hacer la búsqueda de tu hotel de manera que se ajuste mucho a tus necesidades. Puedes buscar por hoteles baratos,con un número de estrellas deteminado, con características como jacuzzi, piscina, wifi, con encanto.... E incluso puedes refinar aún más tu búsqueda diciendo en qué barrio, distrito o cerca de qué punto de interés quieres que se encuentre el hotel (hoteles cerca de la playa, en el centro de la ciudad, cerca del museo...., etc.)
    Al ser un comparador de precios de hoteles, busca los mejores hoteles a los mejores precios en las mejores páginas de viajes y te ofrece todo tipo de información sobre los mismos.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Pues yo creo que generalmente se consiguen mejores precios con los buscadores que en el establecimiento directamente, la razón es que muchas agencias tienen contratos con los hoteles bloqueando para sus posibles clientes un número determinado de habitaciones que en caso de no ocuparse deberán pagar igualmente al hotel, lo que las obliga a ofertarlas por precios irrisorios la mayoría de las veces, obtener algo de ellas por poco que sea, es mejor que tenerla vacía y pagar al hotel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por participar.

      Estoy totalmente de acuerdo contigo, es lo que sucede en la práctica, y desde mi punto de vista es un ganar ganar, pues si está claro que si por el hotel fuese vendería toda su ocupación a la tarifa máxima, en la práctica los buscadores le ofrecen una clientela potencial lo suficientemente grande para vender lo que de otro modo no haría.

      Un saludo

      Eliminar
  4. Nada como Tripadvisor para saber lo mejor y lo peor de los alojamientos. Nunca me ha defraudado.
    Teresa López

    ResponderEliminar
  5. Trabajo en hoteles:
    Es mentira que el precio más barato te lo da el hotel por telefono. Hay agencias que tienen una comision sobre la tarifa basica del hotel, por ejemplo digamos que esa tarifa es 100 euros, y que a la agencia (o algunas centrales de reservas) el hotel les otorga el 10% comisionable, significa que la agencia solo ha de pagar 90 euros al hotel por esos 100 euros de venta... que pasa? que si la agencia no vende a 100 porque la gente va directamente al hotel (da mas confianza llamar directamente por el mismo precio), bajará a 95 (por ejemplo) ganando la agencia solo 5 euros, pero como finalidad, consigue el comprador un descuento de 5 euros sobre la tarifa que si llamase al hotel.

    También hay que decir que no siempre es asi, porque te puedes encontrar tarifas de agencia en este caso mucho superiores (a 110 €, 120 €... etc), pero es cierto que se pueden encontrar más baratas por agencia. A esto añadir que también hay que medir las condiciones de agencia frente a las que te de el hotel: alomejor el hotel te ofrece cancelación gratuita 48 horas antes de la entrada, mientras que la agencia te puede cobrar directamente o darte un margen de 1 semana de antelacion para cancelar sin gastos...

    En definitiva... hay qeu mirar, buscar, y mucho, no conformarte con lo 1ro que miras, y como bien se dice en el blog, siempre intentar que no te cobren nada nada mas hacer la reserva, (aunque te lo vayan a devolver si cancelases) ojo con esas "cancelaciones sin gastos con cobro anticipado" porque a veces cuesta que te devuelvan el dinero.

    ResponderEliminar