Sígueme por email

miércoles, 1 de mayo de 2013

Salamanca, ciudad histórica y joven


La ciudad de Salamanca, capital de la provincia homónima perteneciente a la comunidad de Castilla y León,  cautiva al visitante con su espléndida mezcla de patrimonio histórico y aire jovial. Ciudad universitaria por excelencia de España, esta simpática urbe ofrece además una suculenta oferta gastronómica, maridajes incluidos.




Que ver en Salamanca

Universidad de Salamanca: La Universidad de Salamanca fue fundada en 1218, lo que la convierte en la más antigua de las universidades españolas.  Su impresionante fachada tallada en piedra está repleta de símbolos, siendo el más conocido el de la rana sobre la calavera.

Cuenta la leyenda que  quien vaya a estudiar a Salamanca y encuentre la rana en la fachada de la Universidad, tendrá suerte y aprobará los exámenes. Sea cierto o no, en la actualidad, cientos de turistas la buscan cada día entre las muchas imágenes de la fachada.

 Además de la fachada de la Universidad se puede admirar en el Patio de Escuelas, nombre que recibe la especie de plaza en la que se encuentra el edificio y  la fachada del Hospital del Estudio, hoy sede del  Rectorado.

Catedrales Vieja y Nueva: La Catedral Vieja es uno de los monumentos más destacados del románico español. Iniciada en el 1140 y finalizada un siglo después, tiene tres naves, con crucero y tres ábsides semicirculares. Se cubre con sencillas bóvedas nervadas y el crucero está coronado por una singular cúpula semiesférica, llamada Torre del Gallo, de clara influencia oriental. Por su parte,  la Catedral Nueva fue construida entre 1512 y 1733 al quedarse pequeña la Catedral Vieja, si bien esta última no fue derruida, con lo cual hoy en día ambas coexisten. La catedral nueva es de estilo gótico, siendo una de las últimas manifestaciones de este estilo en España.

La Catedral Nueva alberga otra curiosidad que atrae mucho a los turistas: el astronauta. Con motivo de acoger Salamanca la exposición Las Edades del Hombre en el año 1993, se decidió restaurar la Puerta de Ramos, muy deteriorada por el paso del tiempo. Durante esta restauración, el encargado de la obra talló en piedra la figura de un  astronauta, siguiendo la tradición de incorporar un elemento contemporáneo en cada restauración.




Plaza Mayor: La Plaza Mayor fue construida entre 1729 y 1755 y es de estilo churrigueresco, variante del barroco. La plaza es porticada, con arcos de medio punto y decoración de medallones con rostros de personajes históricos. En el ala este están los dedicados a los Reyes de España, en el sur los personajes de la historia de España y en los otros dos figuras relevantes de la historia salmantina.

Comer y beber en Salamanca

 La gastronomía de Salamanca es de una gran diversidad, entre sus especialidades tenemos: el farinato (un embutido elaborado con grasa de cerdo, migas de pan, cebolla, aceite de oliva y varios condimentos, entre ellos anís, que se suele comer con huevos fritos), el  hornazo, (especie de empanada, de masa más seca, rellena de ingredientes como chorizo, lomo frito, huevo duro, tocino, jamón, etc) la  chanfaina (hecha principalmente de menudillos de cordero con arroz y sangre cocida) y el calderillo, que es un guiso de carne.

Como postres o dulces destacan los chochos, que son una especie de peladillas con sabor a canela, las rosquillas de Ledesma, el bollo maimón o los amarguillos de La Alberca.
Y en cuanto a los vinos, Salamanca cuenta con la Denominación de Origen "Arribes"

No hay comentarios:

Publicar un comentario